Archivo de lo inexplicable – La latitud de 37 grados