Loftus Hall


Según los expertos, la niña fantasma de la fotografía pertenecía a la familia Tottenham, que se trasladó a la mansión en 1766. Los registros históricos hablan que la hija menor, Anne, cayó enferma después de un encuentro con un espíritu demoníaco. Después de este incidente, Anne fue rechazada por su propia familia y encerrada en una habitación en la mansión, hasta el día de su muerte.

A partir de ese momento el fantasma de Anne ha sido visto deambulando por los pasillos antes de desaparecer normalmente por la sala de los tapices. La gran cantidad de avistamientos de su fantasma han alimentado numerosas historias sobre la mansión embrujada de Loftus Hall. Las actividades inusuales también son atribuidas a su fantasma, como extraños golpes en las paredes, sonidos de pasos cuando no hay nadie presente, susurros en la oscuridad, sensación de sentirse observado, o incluso actividad poltergeist.

Toda esta actividad causó que eventualmente todos los sirvientes se marcharan. Cansados de la presencia del fantasma de su hija, la familia solicitó la ayuda de un sacerdote católico para exorcizar el edificio. Aunque en un principio el exorcismo pareció clamar todos los fenómenos, la realidad fue que el fantasma de Anne nunca despareció.

“Yo realmente sólo miré la fotografía mientras volvíamos a casa, en realidad estaba aterrorizado”, dijo Thomas a Metro.co.uk. “La verdad es que todos nos sentíamos un poco nervioso después de haber visitado la mansión, pero cuando mostré la foto a mis amigos todos se quedaron sin palabras. Miré en todas las ventanas para encontrar a esta chica en la ventana. Me tomé algún tiempo antes de mostrar a todo el mundo esta fotografía, porque no entendía lo que realmente estaba viendo.”

Momento en que turista de vuelve loco en el transcurso de uno de los Tours paranormales y ataca a otra turista cuando se fue la luz.