El fantasmas de una niña en un ayuntamiento de Granada


El edil socialista estaba solo en el consistorio terminando la redacción de un proyecto. Alrededor de las 19.30 horas, se puso un chaquetón porque sintió “un frío anormal” y cuando salió al pasillo para dirigirse al baño empezó a escuchar unos extraños sonidos como si alguien arrastrara una caja de folios. El concejal llamó en voz alta al ordenanza del ayuntamiento, pero no había nadie.

A oscuras, pues temía que se tratara de ladrones, cogió su teléfono y disparó una foto del pasillo para iluminarse con el flash. No vio nada ni a nadie. Pero al volver a su despacho ojeó la fotografía y no pudo creer lo que veía: en mitad del pasillo: Al fondo se distinguía la imagen espectral de una niña pequeña.

El concejal entró pánico y se encerró en su despacho avisando por el grupo de Whastsapp que comparten los compañeros de gobierno.

El alcalde, Leandro Martín reconoce que se lo tomó como una broma… hasta que la imagen fue difundida por el Ideal de Granada.

FUENTE: ENIGMAS